Ir al contenido principal

Entradas

Terapia de Familia

     La Familia de Origen del Terapeuta en Sesión es un manual que recoge la larga experiencia en la formación de terapeutas de familias.      El material de que se compone es de carácter teórico-práctico y con una amplia gama de actividades/herramientas para que tanto terapeutas, supervisores o tutores de talleres FOT puedan ampliar su rango de acción frente a las visicitudes del trabajo con pacientes.      La Terapia Sistémica, el Modelo Fásico Integrativo, la Teoría del Apego, lo trigeneracional, la perspectiva narrativista así como los últimos avances en terapia neuropsicológica se convierten en herramientas para adaptarse mejor a cada momento y a cada paciente/familia.      El profesional, a través del conocimiento de la propia familia de origen,  será más libre de "moverse entre familias" con la que trabaje directa o indirectamente.
Entradas recientes

RECONCILIARNOS CON NUESTRA PROPIA HISTORIA FAMILIAR

RECONCILIARNOS CON NUESTRA PROPIA HISTORIA FAMILIAR para  no confundirnos con el paciente.   La familia es el lugar donde nos construimos  como personas .  Como terapeutas necesitamos ha ber explorado nuestra historia. C onocer de dónde venimos, donde nos hemos formado, qué impacto ha tenido y tiene en nuestra vida presente, quienes somos, como nos relacionamos con los demás y cómo funcionamos en  el mundo. Comprender el senti do de lo vivido  y poder dar un significado, que  casi siempre lo vamos a encontrar en la infancia y lo  desarrollado  en la familia en nuestros primeros años  de vida . En lo que estuvo presente en nuestras experiencias relacionales o en lo que faltó. En lo que recibimos y en lo  que no. En lo que aprendimos  y en lo que se quedó sin satisfacer. En lo que arrastramos y no nos corresponde, en lo que repetimos ,  y el lugar que ocupamos. Siempre he sido una defensora  de la importancia  del trabajo personal del terapeuta, y eso siempre contempla el trabajo con la

Me miro, te miro: un acto de amor y responsabilidad en el encuentro con familias

Los que llegamos a las profesiones de ayuda, con toda probabilidad, hemos estado in- fluidos por nuestra propia historia familiar. Desde el “tenemos que/debemos ser” tal o cual para sentirnos pertenecientes, hasta el “queremos ser” porque deseamos cons- ciente o inconscientemente un cambio de dirección en este río de la vida llamado fami- lia. Personalmente, desde muy joven, sabía que quería ser médico psiquiatra, y mi padre, quien fue médico neumólogo, decía que era una profesión muy sacrificada para la que quizá yo no estaba preparada. Años más tarde, cuando había conseguido diversos lo- gros académicos, reconocimiento laboral y había salido al mundo, él negaba, textual- mente “que había dicho semejante barbaridad” que eso me lo había inventado, sin em- bargo, había quedado sembrado en mi aquella duda, ¿habría podido?¿sería en verdad demasiado para mi?, ¿será que lo soñé? ¡Osadía la mía dudar de mi padre! Gracias a la terapia, afortunadamente lo decidí más bien pronto, pude comprende

RESONANCIAS SEGURAS DENTRO DEL SISTEMA DE PROTECCIÓN

Andrea Casas   Desde que inicié mi tra yectori a laboral como psicóloga  en una R esidencia d e Recepción de A dolescentes en V alencia  en 2019 , he observado patrones conductuales que se reitera n en la gran mayoría de adolescentes que han ingresado hasta la fecha en el sistema de protección.  A lo largo del año po demos recibir una media de 80-90  adolescentes nuevos, esta estimación es a la baja, existen meses dónde contamos con un nuevo ingreso por  día del mes , y otros en los que solo son 2  o 3 , los adolescentes  que ingresan en la residencia. Pero al margen de los  datos más específicos, se puede deducir que la muestra con la que contamos a la hora de hacer intervención directa es lo suficientemente amplia como para  ex traer ciertas conductas , estados emocionales , cogniciones, procesos de duelo, traumas  que son frecuentes y q ue suelen ser motivo de ingreso.  En mi caso, h e observado que los casos que más ingresan en  la residencia son adolescentes con  conductas anti so

El psicólogo y el proceso terapéutico: el arte de tejer la red que los sostiene

  El psic ó logo y el proceso terap é utico: el arte de tejer la red que los sostiene   Bel é n Colomina Psic ó loga sanitaria. Psicoterapeuta, instructora de meditaci ó n y docente.  Responsable del  á rea de psicoterapia y mindfulness para ni ñ os y adolescentes en Elephant Plena.   El proceso de terapia es un continuo de instantes en el que tanto el paciente como el terapeuta se mueven continuamente a lo largo de una historia que se construye momento a momento. El paciente expresa y comparte en un entorno en el que se siente sostenido en la resonancia y comprensi ó n del v í nculo terap é utico. Un v í nculo seguro en el que crece el cuidado, la confianza, el respeto y la aceptaci ó n. Un lugar donde no existe el juicio, la cr í tica o exigencia del  “ tener que ser ”  sino que simplemente existe el complejo encuentro de dos personas que se  “ permiten ser ” . El paciente desde su expresi ó n sintom á tica, y el terapeuta desde su conocimiento y resonancia emocional. El terapeuta ac